CONSEJOS PARA LA HORA DE LA COMIDA EN LAS PERSONAS MAYORES DEPENDIENTES

Consejos para dar de comer a personas mayores dependientes

 CONSEJOS PARA LA HORA DE LA COMIDA EN LAS PERSONAS MAYORES DEPENDIENTES.

La hora de la comida es un buen momento para intentar fomentar la autonomía de las personas mayores dependientes, a nuestro cuidado. Aquí encontrarás una serie de consejos y productos que te ayudaran a cuidar de tus mayores y que te facilitarán el acto de comer y nos ayudarán a fomentar su autonomía, de esta manera potenciaremos sus capacidades, retrasaremos su proceso de dependencia y, en definitiva, aumentaremos su calidad de vida.

Antes de darte estos consejos, para facilitar este momento tan importante en el cuidado de una persona dependiente, es importante una reflexión y que te hagas una serie de cuestiones previas que te ayudarán a encauzarlo de una manera más correcta: ¿Puede comer por sí mismo? ¿y con una pequeña ayuda? ¿Cómo debe ser esta ayuda?

Un consejo previo: no hagas por tu familiar nada que este pueda hacer por sí mismo. Observa y trata de encontrar todo lo que tu familiar pueda hacer solo.

Debes tener en cuenta que fomentar la autonomía es un proceso que no tiene un efecto inmediato por lo que tu paciencia será un componente esencial.

Repasemos estos consejos y pautas generales:

  • Empezaremos cuidando el entorno y el mobiliario, cuidado especialmente la posición de la persona respecto a la mesa, la postura idónea es pies en el suelo, con los brazos encima de la mesa y espalda recta. Para conseguir
    Alzas para adaptar el mobiliario a las personas mayores
    Alzas para adaptar el mobiliario a las personas mayores

    esta postura quizás debas modificar la altura de la mesa o de la silla puedes incorporar fácilmente y unas alzas, conocidas también como elevadores o patas de elefante, y conseguir la altura deseada.

  • Presentan los platos uno a uno, para evitar confusiones y distinciones acompañados de su proyecto correspondiente y asegúrate que todos los objetos necesarios están al alcance de la persona.
  • Utiliza una jarra o botella pequeña para que sea manejable, la opción con tapa es muy recomendable ya que impide que el agua se vierta.
  • El uso de manteles antideslizantes es muy práctico para mantener cada cosa en su sitio.
  • Debes evitar las prisas y procurar no reñir la persona si se equivoca o si se ensucia. Utiliza toallas o baberos adaptados para evitar las manchas.
  • Al empezar la comida, acompaña la acción del primer bocado a modo de guía para que luego la persona puede seguir por sí sola. Existe una amplia gama de ayudas técnicas que faciliten la tarea de comer por uno mismo. Son objetos pensados para suplir las imposibilidades más comunes y resultan muy útiles especialmente vasos con una o dos asas que facilitan el agarre y la posición al beber, vasos con agujeros de succión permiten sorber el líquido o puré evitando su derrame.

Botellas de succión o una simple adaptación casera, una botella de agua pequeña de forma económica con un agujero en el tapón donde colocaremos la pajita para que no se hunda.

Para evitar que se derrame la comida utiliza siempre platos hondos a los que les puedes añadir un reborde que hará la función de tope cuando se come con una sola mano. Con este propósito existen multitud de platos especiales, bordes elevados, de forma ovalada y fondo en pendiente.

 

Plato adaptado con bandeja antideslizante

Plato adaptado con bandeja antideslizante

Todos ellos diseñados para adaptarse a las diferentes necesidades que puede presentar una persona con autonomía reducida.

  • Los cubiertos. Puedes adaptar los cubiertos que tienes en casa con un ensanchador del mango que aumenta el tamaño de la empuñadura y permite un agarre mejor y más seguro. También existen cubiertos especiales en forma de “L” muy `prácticos en personas con movilidad reducida en la muñeca o el cuchillo tenedor que permite cortar y pichar el alimento con una sola mano. Para aquellas personas con dificultad para cerrar la mano o un agarre débil existen correas ajustables donde adaptar los diferentes cubiertos y es también útil para otros objetos como puede ser un bolígrafo. Aquí encontrarás todo lo necesario.
  • Los alimentos. Sirve los alimentos preparados y listos para comer, cortados, sin espinas, pelados… Piensa que muchas de las cosas que se sirven en un plato pueden tomarse en taza o vaso, cremas purés o postres líquidos, como yogures o natillas, resultan más fáciles de manejar en taza que en una cuchara. Ocasionalmente también puedes recurrir a formatos de presentación compactos. Preparo los alimentos en forma de sándwich, bocadillos o en brochetas, o en porciones individuales como por ejemplo croquetas, empanadillas o salchichas pequeñas.

Por último, no hagas por tu familiar nada que este pueda hacer por sí mismo. Observa y trata de encontrar todo lo que tu familiar pueda hacer por sí mismo, ello nos ayudará a fomentar la autonomía para retrasar su proceso de dependencia y, en definitiva, aumentan su calidad de vida.